ENFERMEDAD DE HASHIMOTO

Efectos Colaterales.
El Biomagnetismo Médico es un procedimiento de orden físico, natural y no invasivo -externo al organismo- no produce iatrogenia, ni efectos colaterales indeseables. También es un procedimiento preventivo de la salud al detectar la patología aún antes de su manifestación clínica.
Todos los fenómenos patógenos están soportados por distorsiones fundamentales del pH y la restauración de la entropía orgánica, condiciona la curación y por la misma razón, la salud.


DIAGNÓSTICO ALOPÁTICO vs. BIOMAGNETISMO MÉDICO

L PUNTO DE VISTA DE LA ALOPATÍA La toma de decisiones clínicas está basada en el diagnóstico que se establece a través de pruebas encaminadas a aceptar o rechazar una sospecha o hipótesis de partida. Así cuando en consulta se atiende a un paciente que acude con tos, se inicia este proceso con una serie de pasos que se enumeran a continuación: a) anamnesis para establecer las características de la tos, duración, presentación de predominio nocturno o diurno, síntomas añadidos. b) exploración física: - inspección - auscultación cardio-respiratoria - palpación abdominal (¿tiene hepatomegalia?) El especialista o el médico de cabecera establece una serie de sospechas y suele solicitar otras pruebas complementarias. El protocolo clínico se desarrolla con una valoración de probabilidades en función de los sucesivos resultados de las pruebas que el clínico realiza. Este proceso implícito generalmente puede mejorar si se hace explícito y se valora el impacto de los resultados de cada prueba solicitada. Acertar en las pruebas solicitadas es esencial para la práctica clínica diaria: la validez y fiabilidad de una prueba es esencial. Deban elegirle las pruebas con la mayor valided y fiabilidad una misma prueba no aporta la misma validez y fiabilidad en pacientes distintos. Si se aplica en situaciones extremas, se pueden obtener falsos resultado y la utilidad de la prueba disminuye. En estas circunstancias, los diagnósticos patologicos de la tiroides se dividen en tres grupos: Alteraciones por patologías no neoplásicas que inducen a diagnósticos y tratamiento quirúrgico. De patologías malignas pasibles “per se” de tratamiento quirúrgico o radiante, pero en las que no se puede tipificar el tipo de lesión, disquisición en algunos casos puramente académica, pero en otros (carcinoma medular, linfoma) imprescindible para planificar adecuadamente dicho tratamiento. Y como siempre un grupo intermedio, los nódulos foliculares no neoplásicos y neoplásicos donde las características citológicas se imbrican y es difícil determinar si el proceso es quirúrgico o no. Grupo 1: BOCIOS TIROIDITIS SUBAGUDA TIROIDITIS DE HASHIMOTO Grupo 2: CARCINOMA PAPILAR CARCINOMA MEDULAR LINFOMAS Grupo 3: Nódulos hiperplásicos de un bocio adenomatoso Nódulos hiperplásicos de células de Hürthle en la tiroiditis de Hashimoto Adenoma folicular Carcinoma folicular bien diferenciado y algunos casos de la variante folicular del carcinoma papilar Citológicamente se reconocen dos categorías: Lesión folicular celular: puede ser un nódulo hiperplásico o adenomatoso Neoplasia folicular que a su vez se clasifican en: a) benignas b) y malignas MARCADORES QUE DETERMINAN LA APARICIÓN DE NEOPLASIAS: TUMORES DE CÉLULAS DE HÜRTHLE MARCADORES MOLECULARES TELOMERASA GALECTINA 3 EL PUNTO DE VISTA DEL BIOMAGNETISMO MÉDICO Para la terapia biomagnética, las diferenciaciones tumorales y diagnósticas que llevan a diagnosticar un proceso glandular se obtienen desde un punto de vista unipolar, sin tener en cuenta que en los organismos superiores las relaciones son bipolares. No se encuentran patologías idénticas nunca, cada individuo muestra unas características distintas en su patogenia. Hay que revisar completamente el organismo y no sirve de nada catalogar casos similares puesto que la combinatoria es factorial de 256 pares. Por eso el Biomagnetismo Médico busca la etiología del problema y no incide en la clasificación patológica. Si corregimos las alteraciones etiológicas, las manifestaciones sintomáticas, sindromáticas, signológicas y analíticas se corrigen, y ahí radica la fortaleza de esta terapia. La terapia biomagnética existe, es una realidad, lo comprueban decenas de miles de pacientes que han sido atendidos y curados con su sistema novedoso. Lo único que falta es que éste sistema se difunda y que se acepte como una metodología curativa diferente –no necesariamente excluyente de la alopatía-, como una herramienta terapéutica del mañana, válida y valiosa en pro de la salud de los seres humanos

  • --> el nuevo paradigma, la medicina del futuro.
  • --> Citas
  • --> Citas on line
  • El biomagnetismo médico se basa en el entendimiento de que una enfermedad puede alterar el pH de dos órganos o de dos regiones específicas del cuerpo simultánemente. No es una consulta médica alopática, y no se garantiza ni se asegura evolución alguna.