EL PROCESO INFLAMATORIO Y EL BIOMAGNETISMO MÉDICO

TRATAMIENTO DE “EDEMAS” CON BIOMAGNETISMO MÉDICO

La relación que tiene el Biomagnetismo con los mecanismos de defensa consiste en que ayuda en el balance de dicha función; ya que cuando es necesario activa la permeabilidad capilar y la salida de células protectoras y restauradoras de los tejidos, así como de sustancias que colaboran con el sistema inmune como son los anticuerpos.

Favorece la función del timo, del bazo, de los ganglios... A su vez cuando el caso es exacerbación de una reacción inmune, o una reacción anafiláctica agresiva, también el Biomagnetismo actúa hacia el balance para que no se dañe el cuerpo, por haber reaccionado en forma tan abrupta y fuerte.

Por supuesto que estos sucesos se observan empíricamente con el progreso de los pacientes, y se puede complementar teóricamente al consultar la Bibliografía sobre el Par Biomagnético del Dr. Goiz y su relación médico-biológica. Cuando disminuye el dolor, el edema, el enrojecimiento, le temperatura corporal, el ardor, el comezón y sobre todo las molestias internas que no pueden observarse a simple vista.

Los pares biomagnéticos están realizando una función energética de organización en los tejidos, vasos sanguíneos, linfáticos, a nivel celular y bioquímico para lograr el balance adecuado en el cuerpo llamado homeostasia.

Observamos constantemente en Biomagnetismo que los pares biomagnéticos involucrados en reacciones de dolor, inflamación, edema y erupciones agresivas están relacionados con pares concretos que conllevan una alteración o irregularidad en la irrigación de los tejidos. Por esta razón el excelente trabajo de la doctora Gloria Lanzagorta ha revisado el intercambio de líquidos y factores que afectan a la circulación local y a los mecanismos de defensa, tanto celulares como humorales, que mantienen la homeostasis en los tejidos.

El par biomagnético elimina a los microorganismos y restaura directa o indirectamente la función tisular, ya que van disminuyendo las sustancias exógenas dañinas. Al principio los pacientes vienen recelosos a la consulta y dudan mucho. A veces se muestran escépticos de que se puedan tratar sus molestias con este método, pero llaman para siguientes sesiones confirmando que sintieron una mejora considerable y que les interesa seguir.

Es muy conveniente tomar nota de la sintomatología para utilizarla como guía para localizar el origen del problema, aunque existen muchos casos en los que los pares menos esperados surgen como origen de afecciones parecidas en pacientes con diferentes síntomas. Existen pares que aparecen varias veces, pero algunos pacientes no quieren cambiar sus hábitos y es necesario explicarles que su proceso de recuperación depende de ellos puesto que el par biomagnético se marca claramente y determina el tipo de padecimiento y el tiempo de exposición a los imanes en cada sesión.

Bibliografía y © María Gloria Lanzagorta Sánchez “Filosofía del intercambio de líquidos y la microcirculación en relación con el sistema linfático y mecanismo de defensa” Par Biomagnético, Biomagnetismo médico y Bioenergética. Experiencias de curación año 2007 pp. 725-782. Universidad Autónoma de Champingo 2007.

Alfred Goodman y Gilman. “las Bases farmacológicas de la terapéutica ‘autacoides’, ‘inflación’” Ed. Mc. Graw Hill 10ª edición

Arthur C. Guyton, M.D. Fisiología y Fisiopatología “Intercambio de líquido capilar, dinámica del líquido intersticial y flujo linfático”., “Control local del flujo sanguíneo por los tejidos y su regulación humoral” Ed. Interamericana, Mc Graw Hill 5ª Edición

Bloom- Fawcet, “Tratado de histología” Sistema linfático – Sistema inmune Ed. Interamericana Mc. Graw Hill 11ª Edición.

Goiz Durán Isaac, “El Par Biomagnético” Ed. Medicinas Alternativas y Rehabilitación S.A. de C.V. 2001

Bardasadno Rubio Jose Luis, “Bioelectromagnetismo Ciencia y Salud: Efectos biológicos del bioelectromagnetismo” Ed. Mac Graw Hill Serie de divulgación científica.

  • --> Citas
  • --> Citas on line
  • El biomagnetismo médico se basa en el entendimiento de que una enfermedad puede alterar el pH de dos órganos o de dos regiones específicas del cuerpo simultánemente. No es una consulta médica alopática, y no se garantiza ni se asegura evolución alguna.