COLESTEROLEMIA: TRATAMIENTO CON BIOMAGNETISMO MÉDICO

Sorpresas de la ciencia: otra hipótesis confirma la Teoría del Pár Biomagnético desarrollada por el Dr. Isaac Goiz hace 30 años.

El día 12 de Octubre de 2010, Fredick Bäckhed, investigador del departamento de moléculas y medicina clínica de la Academia Sahlgrenska, así se conoce a la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Gothenburg, comunicó a la comunidad científica: "las causas de la aterosclerossis se han aclarado aunque ahora sabemos menos del porque la placa en las arterias se rompe y contribuye a la formación de coágulos".

Dice: "La inflamación aumenta el rieso de la rotura de la placa en las arterias, pero los mecanismos subyacentes de la inflamación no son claros. Nuestros cuerpos son el hogar de diez veces más bacterias que células, y la investigación en los últimos años ha demostrado que nuestra flora intestinal está alterada por la obesidad, que con el tiempo puede llevar a desarrollar enfermedades cardiovasculares. La mala salud dental y la periodontitis también están vinculadas con la aterosclerosis, lo que indica que las bacterias de la boca o del intestino también pueden afectar a la placa".

Este equipo ha probado la hipótesis de que las bacterias de la boca y/o el intestino pueden acabar con la placa aterosclerótica y contribuir a la enfermedad cardiovascular.

Encontraron que las bacterias Pseudomona Luteola y Chlamydia pneumoniae están presentes en todas las placas ateroscleróticas por lo que sugieren que las bacterias pueden entrar al cuerpo por la boca y el intestino y acabar en la placa donde pueden contribuir a su inflamación y a la rotura de la misma. También encontraron que algunas de las bacterias que pararecen en la boca y en el intestino mantienen una correlación significativa con marcadores biológicos asociados a la enfermedad cardiovascular.

Poco a poco la evidencia científica muestra como el mejor tratamiento para las enfermedades complejas se simplifica. La corroboración de que dos bacterias contribuyen a la destrucción de la placa y contribuyen a la enfermedad del sistema circulatorio es una muestra más de la importancia que tiene el Par Biomagnético. Este equipo de investigación, nuevamente de forma unipolar, sugiere que el tratamiento para estas enfermedades consiste en la lucha contra las bacterias que lo provocan. Esta afirmación, de por sí, ya supone un avance notable.

La aterosclerosis causa el 40-50% de las muertes en España cada año. La aterosclerosis se produce cuando el colesterol se almacena en los vasos sanguíneos y forma las placas que los hacen más estrechos y que pueden provocar enfermedades como la angina de pecho, ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares.

Esta explicación la dió el Dr. Isaac Goiz en 1982 al advertir que ¡Todos los fenómenos patógenos están soportados por distorsiones fundamentales del pH!. La restauración de la entropía orgánica, condiciona la curación y por la misma razón, la salud. Además la relación entre la Chlamidia pneumonia y el colesterol y problemas cardiovasculares también detectó la presencia de pseudomonas relacionadas con la misma patogenia. La enorme ventaja del biomagnetismo es que somos capaces de rastrear, encontrar y eliminar en la misma sesión, en el mismo tratamiento.

Tratamiento de la hipercolesterolemia con biomagnetismo médico

La diferencia fundamental entre la medicina alopática y el biomagnetismo médico consiste en que la primera cura y atiende el síntoma y el segundo busca y trata la etiología de la enfermedad.

Esta terapia expone que las enfermedades del hombre y la mujer son producto de alteraciones que se producen en el pH del organismo. Estas alteraciones permiten que se instalen en el cuerpo los patógenos o trastornos psicológicas que generan disfunciones. Al nivelar la acidosis o la alcalinidad de estos puntos específicos se consigue erradicar a los patógenos que generan las disfunciones, se restablece el equilibrio del cuerpo y se recupera la salud.

  • --> Citas
  • --> Citas on line
  • El biomagnetismo médico se basa en el entendimiento de que una enfermedad puede alterar el pH de dos órganos o de dos regiones específicas del cuerpo simultánemente. No es una consulta médica alopática, y no se garantiza ni se asegura evolución alguna.