EPSTEIN-BARR VIRUS: MONONUCLEOSIS

Hay una casuística muy elevada de la población, superior al 90%, que padece Epstein Barr, un virus de la familia herpes y uno de los más comunes.

Es un agente infeccióso muy pequeño que puede provocar la mononucleosis infecciosa. Los síntomas más comunes son:
-fiebre
-dolor de garganta
-inflamación de los nódulos linfáticos
-inflamación del bazo y del hígado

En raras ocasiones la mononuclosis provoca problemas cardiacos y del sistema nervios. Aunque los síntomas de la mononuclaosis suelen desaparecer en 1 ó 2 meses, el virus se mantiene en el sistema en estado latente o escondido en el sistema inmunológico para el resto de la vida. Cada cierto tiempo se activa de nuevo en la saliva aunque ya no aparezca sintomatología alguna.

Los virólogos relacionan el virus con dos tipos de carcinomas: el linfoma de Burkitt y el carcinoma nasofaríngeo. La razón parece que está en el impacto positivo que el virus tiene en la regulación de la actividad de la telomeras en la actividad de las células tumorales.

Tabla 1. Reguladores de la actividad de la telomerasa en tumores humanos codificados por virus**

Virus Codificación viral Impacto sobre la telonera
     
EBV LMP1 Positivo
HHV-8 LMP2A Negativo
  LANA Positivo
HPV E6 Positivo
  E6AP Positivo (a través del NFX1-123)
    Negativo (a través del NFX1-91)
  E2 Negativo
HBV HBX Positivo
HCV** Core* Positivo**
HTLV-1 Tax Positivo


* EBV = Epstein-Barr virus; HHV-8 = human herpesvirus 8; HPV = human papillomavirus; HBV = hepatitis B virus; HCV = hepatitis C virus; HTLV-1 = human T-cell leukemia virus type 1 LMP1 = latent membrane protein-1; LMP = latent membrane protein 2A; LANA = latency-associated nuclear antigen; E6AP = E6-associated protein; HBX = HBV-X transactivator protein; HCV-C = HCV core protein NFX1 = nuclear transcription factor, X-box binding 1. **Según la teoría del Par Biomagnético, la Hepatitis C no es viral. Autores del cuadro: "Regulation of Telomerase and Telomeres: Human Tumor Viruses Take Control" Marcia Bellon , Christophe Nicot. J Natl Cancer Inst 2008;100: 98 – 108 Vol. 100, Issue 2 | January 16, 2008

Sin embargo de acuerdo con el concepto clásico de El Par Biomagnético, las alteraciones celulares de las celulas infectadas por Epstein Barr se encuentran y se corrigen mediante la correcta impactación del par biomagnético que le hace resonancia. Las alteraciones y sintomatología que provoca el virus, como en otros muchos casos, generalmente están producidos por patógenos que no presentan signos o síntomas y que por lo tanto no son tratados por la medicina alopática.

La bioenergética, además, nos ayuda a entender si la manifestación tumoral está provocada por la regulación de la telomerasa producida por un virus concreto y corregir esta aberración.

Asímismo pueden detectarse factores de riesgo en el entorno del paciente ya se trate de personas, animales u objetos que pueden causar daño o ser generadores de tóxicos que dañan al paciente. Existen otras asociaciones de tipo metabólico nutricional que permiten asociaciones de microorganismos patógenos que no sólo complican las manifestaciones clínicas en los pacientes sino que las distorsionan y hasta la ocultan con la repercusión lógica de la desinformación y de la confusión diagnóstico - terapéutica.

TRATAMIENTO DEL EPSTEIN-BARR DESDE EL PUNTO DE VISTA DE LA ALOPATIA Y DEL BIOMAGNETISMO MÉDICO :

PUNTO DE VISTA DE LA ALOPATÍA

La mayoría de las personas ha sido infectada por el Epstein Barr virus así que está en contacto con una persona que tiene mononucleosis no se está en riesgo de contagio.

La transmisión require el contacto directo con la saliva de la p ersona infectada, por eso la mononucleosis también se llama enfermedad de los besos. Suele llevar entre 4 a 6 semana desde la infección y provoca la conocida enfermedad de los besos. Las personas con mononucleosis pueden transferir la infección a otrrossemanas después de haberse producido su contagio. No existen precauciones especiales o procedimientos recomendados para combatir la mononucleosis ya que por lo general todos tienen el virus en la saliva. Mucha gente sana tiene y propaga el virus periódicamente durante su vida y esa es la razón de que resulte imposible prevenir el contagio.

No existe un tratamiento específico para la mononucleosis infecciosa aparte del tratamiento de los síntomas. Algunos médicos recetan esteroides para controlar la inflamación de la garganta. Si la afección dura más de 6 meses se llama infección crónica de Epstein Barr.

PUNTO DE VISTA DEL BIOMAGNETISMO MÉDICO

Las ciencias básicas como la virología o la microbiología, estudian en forma aislada las características morfológicas y las conductas de los microorganismos y de los órganos de forma aislada, como si no tuvieran una correlación biológica, social, inteligente y bioenergética como sucede en los organismos superiores. Este desconocimiento de interrelacion vitales es lo que hace ineficiente nuestro concepto nosológico de enfermedad, puesto que nos guiamos por los síntomas o los signos que no son más que manifestaciones tardías y distorsionadas de la actividad de los microorganismos patógenos.

Hemos de hacer una revisión mediante la teoría clásica del Par Biomagnético de todo el organismo, punto por punto sin dejar ninguno. Cuando aparecen trastornos causados por patógenos, especiales, carenciales, cromosómicos, reservorios, psicoemocionales hemos de impactarlos y preguntar bioenergéticamente si se corrige la disfuncion, la patogenia y la enfermedad. Si la respuesta es positiva, el organismo se regenerará y estamos en la obligación de comprobar que se están produciendo las correcciones con los estudios clásicos de analítica y pruebas de imagen.

El concepto de El Par Biomagnético, nos ubica en el lugar y en el momento en que se establece el micro organismo, independiente de sus manifestaciones clínicas y por eso aparte de ser más eficiente en el diagnóstico terapéutico, nos ha permitido entender la fisiopatología unicial de las enfermedades y, por supuesto, la simbiosis de los elementos vivos patógenos cuando se instalan y se interrelacionan dentro de los tejidos de los seres superiores que los soportan.

Los virus, como sabemos, requieren de células específicas para su génesis, transportación y reproducción vital, puesto que son fracciones de cadenas de ADN o ARN, respectivamente, pero estas cadenas de nucleótidos necesitan de una mucoproteína para que se vuelvan patógenos, que es conocida como cápside; y dichas cápsides son fabricadas por bacterias específicas para cada virus patógeno o metabólico, es decir, que existe una interrelación y hasta una dependencia bioenergética entre los virus y las bacterias, y por lo mismo una simbiosis vibracional y energética. Pero este tipo de relación o dependencia no se puede explicar desde el punto de vista anatómico o biológico, ya que se estudia generalmente a los micro organismos de forma aislada, como si su existencia fuese estríctamente independiente; sin embargo, en el caso de las patologías, simples o complejas, estas consideraciones energéticas me fueron dando la pauta para entenderlos en su fisiología inicial y me llevaron finalmente al entendimiento del cómo, del por qué y de dónde se generan los fenómenos tumorale, ya que su manifestación final de todos es conocida y abordada, tanto quirúrgicamente como con drogas o radiaciones y hasta procedimientos de orden psicológico, sofrológico o espiritual, asi pues, esta primera interrelación virus-bacteria, fue la primera consideración de orden vibracional y energético que entendí y consideré como principal generador y estabilizador del fenómeno tumoral y, por supuesto, de la simbiosis virus-bacteria.

Goiz Durán Isaac, Dr. 2008 3ª edición. El fenómeno tumoral. México. Universidad autónoma de Chapingo México

La terapia biomagnética existe, es una realidad, lo comprueban decenas de miles de pacientes que han sido atendidos y curados con su sistema novedoso. Lo único que falta es que éste sistema se difunda y que se acepte como una metodología curativa diferente –no necesariamente excluyente de la alopatía-, como una herramienta terapéutica del mañana, válida y valiosa en pro de la salud de los seres humanos

  • --> la telomerasa y el virus Epstein-Barr
  • --> Citas
  • --> Citas on line
  • El biomagnetismo médico se basa en el entendimiento de que una enfermedad puede alterar el pH de dos órganos o de dos regiones específicas del cuerpo simultánemente. No es una consulta médica alopática, y no se garantiza ni se asegura evolución alguna.