Búsqueda

Cada una de estas patologías se tratan de forma rutinaria mediante biomagnetismo médico que responde con la sencillez en la determinación de la etiología de la enfermedad y en el tratamiento. El coste que representa la intervención por biomagnetismo médico es mínimo. El sentido común determinará si se escoge esta terapia alternativa. El único riesgo: el tiempo que se tarda en realizar los rastreos, un par de horas en la primeras consultas. Los resultados: ¡sorprendentes!

El biomagnetismo médico se basa en el entendimiento de que una enfermedad puede alterar el pH de dos órganos o de dos regiones específicas del cuerpo simultánemente. No es una consulta médica alopática, y no se garantiza ni se asegura evolución alguna.