alergias y biomagnetismo

Es una respuesta exacerbadada del organismo ante el contacto con diversas sustancias ambientales que no afectan a otros individuos de igual manera. Es decir, algunos individuos presentan una reacción adversa frente a ciertas sustancias inofensivas, como si se tratase de un peligro importante; mientras, los no alérgicos toleran esas sustancias.
La diferencia fundamental entre la medicina alopática y el biomagnetismo médico consiste en que la primera cura y atiende el síntoma y el segundo busca y trata la etiología de la enfermedad.
Esta terapia expone que las enfermedades del hombre y de la mujer son producto de alteraciones que, provocadas por patógenos o por disfunciones, modificanen el pH del organismo. Estas alteraciones permiten que se instalen en el cuerpo patógenos que generan patologías. Al nivelar la acidosis o la alcalinidad de estos puntos específicos se consigue erradicar a los patógenos que generan las disfunciones, se restablece el equilibrio del cuerpo y se recupera la salud.
La alergia se manifiesta, desde el punto de vista clínico, como rinitis, conjuntivitis, asma, fiebre del heno, urticaria, eczema, edema angioneurótico o dermatitis de contacto. La anafilaxia, es una reacción alérgica sistémica caracterizada por el desarrollo de hipotensión y dificultad respiratoria a consecuencia de un edema de laringe o broncoespasmo.
Cerca de 40% de la población general es atópica, como lo demuestran los resultados positivos de las pruebas cutáneas realizadas con alérgenos específicos. Las enfermedades alérgicas generan una gran morbilidad y afectan de manera importante la calidad de vida del paciente. Además, representan un motivo de consulta frecuente y una fuente importante de consumo de los recursos dedicados a la salud. De las distintas formas de presentación de la alergia, sin duda alguna las más frecuentes son la rinitis alérgica y el asma bronquial alérgico, sobre todo en la población pediátrica y de adultos jóvenes.

más información

la teoría del Par Biomagnético, avalada por más de dos millones de pacientes, se basa en eliminar a la vez los patógenos que resuenan entre sí. ¡en esto consiste su eficacia y su excelente capacidad terapéutica!
El par Biomagnético tiene las ventajas siguientes en el tratamiento de las alergias:
Corroboro que la medicina alópata mejora la sintomatología de la enfermedad a través de terapias de desensibiblización y farmacéuticas, pero el par biomagnético, sin embargo, cura el padecimiento de la alergia desde su origen: localiza su etiología, la erradica y reestablece la salud en el organismo.
Con el biomagnetismo la medición energética es inmediata y no requiere de sofisticadas pruebas.
El rastreo energético es externo, no invasivo y no requiere de muestras sanguíneas o linfáticas
La terapia biomagnética existe, es una realidad, lo comprueban decenas de miles de pacientes que han sido atendidos y curados con su sistema novedoso. Lo único que falta es que éste sistema se difunda y que se acepte como una metodología curativa diferente –no necesariamente excluyente de la alopatía-, como una herramienta terapéutica del mañana, válida y valiosa en pro de la salud de los seres humanos.

  • → Alergias: tratamiento con biomagnetismo médico
  • → Citas
  • → Citas on line
  • El biomagnetismo médico se basa en el entendimiento de que una enfermedad puede alterar el pH de dos órganos o de dos regiones específicas del cuerpo simultánemente. No es una consulta médica alopática, y no se garantiza ni se asegura evolución alguna.