TROMBOPATÍAS: TROMBOASTENIA, TROMBOPENIA, TROMBOCITOSIS

Las enfermedades que producen alteraciones de las plaquetas se conocen como trombopatías. Pueden ser trombopenias o tromboastenia -disminución del número de plaquetas- y trombocitosis -aumento en el recuento plaquetario. Habitualmente aparecen en con procesos inflamatorios, neoplasis, ferropenias, y algunos otros.

Las mas frecuentes son las trombopenias y se dividen en cuatro tipos:
-dilucional: En hemorragias. Se repone plasma y hematíes y no se reponen plaquetas.
-distributiva: cuando hay hiperplenismo y desemboca en esplenomegalia
-hipoproductiva: alteraciones hemopoyéticas de forma aislada, venosa o arterial.
-hiperproductiva: alteraciones inmunes, infecciosas o microangiopáticas.

La trombocitosis se define por el aumento en el número de plaquetas; habitualmente en una alteración reactiva que aparecen en situaciones inflamatorias, neoplasias, ferropenia... En la trobocitemia esencial (quiere decir desconocida) y en otros síndromes mieloproliferativos existen alteraciones funcionales que desembocan en hemorragias.

SÍNDROME DE COAGULACIÓN INTRAVASCULAR DISEMINADA
Incluye en su patogenia toda las alteraciones de la hemostasis. Inicialmente se produce una formación acelerada de trombos en múltiples vasos lo que conlleva un consumo de plaquetas y factores de coagulación que alteran la hemostasis y activa la fibrinólisis.
Las enfermedades bacterianas son células complejas que también requieren ser transmitidas y aceptadas por el nuevo organismo superior, que además pueden estar en forma latente, al igual que los virus, en sus respectivos pares biomagnéticos. Los hongos patónegos que pueden trasnmitirse por sus esporar o por sí mismos pero igualmente de una persona a otra, nunca genéticamente.

De acuerdo con el concepto unipolar de los fenómenos hemostásicos, los trastornos se codifican por una sóla causa que afecta a tdo el sistema.

Sin embargo de acuerdo con el concepto clásico de El Par Biomagnético, las alteraciones hemostásicas, como muchas otras, generalmente están producidos por patógenos que no presentan signos o síntomas y que por lo tanto no son tratados por la medicina alopática. Asímismo pueden detectarse factores de tiesgo en el entorno del paciente ya se trate de personas, animales u objetos que pueden causar daño o ser generadores de tóxicos que dañan al paciente. Existen otras asociaciones de tipo metabólico nutricional que permiten asociaciones de microorganismos patógenos que no sólo complican las manifestaciones clínicas en los pacientes sino que las distorsionan y hasta la ocultan con la repercusión lógica de la desinformación y de la confusión diagnóstico - terapéutica.

El tratamiento alopático de las trombopatogenias solo incluyen la transfusión de concentrados plaquetarios HLA compatibles y la administración de factores recombinantes como el VIIa.

PUNTO DE VISTA DE LA ALOPATÍA

Puede deberse a la síntesis anormal de la pared vascular:
- enfermedades hereditarias en las que se altera la estructura vascular, por ejemplo la enfermedad de Ehlers-Danlos o la enfermedad de Rendu-Osler-Weber
- enfermedades adquiridas por ejemplo la vitaminosis C o exceso de glucocorticoides, exógeno o endógeno.
En la mayoría de estos procesos existe una deficiencia en la síntesis de colágeno.
Por ejemplo para la enfermedad de Rendu-Osler-Weber se sabe que está afectado el gen de la endoglina -una molécula que mantiene unida la membrana celular al TGF-β es anormal. Una deficiencia de esta proteina condiciona el aumento de TGF-β libre que facilita la angiogénesis, desarrollado además manifestaciones como púrpura, telanfiesctasis y malformaciones arteriovenosas.

Otro motivo puede ser la destrucción acelerada de la pared vascular:
- por atrofia del tejido conjuntivo perivascular (púrpura senil)
- por depósito de inmunocomplejos y reacción inmunológica como en la enfermedad de Schönlein-Henoch
Algunos procesos presentan características que ayudan al diagnóstico. En la enfermedad de Rendu-Osler-Weber aparecen teangiectasias en mucosas (nasal, paladar, conjutnivas) y en la piel (labios, dedos) ymanifestaciones arteriovenosas en pulmón y sistema nervioso central. En la enfermedad de Ehlers-Danlos aparece púrpura, hiperlaxitud artucular y subluxación del cristalino. La púrpura de escorbuto tiene dos localizaciones: perifolicular (en torno a los folículos pilosos) y en las encías (gingivorragia). En la púrpura senil aparecen petequias en el dorso de las manos y en los antebrazos. En las vasculitis por hipersensibilidad se puede palpar la púrpura por la infiltración perivascular de células inflamatorias y el predominio de lesiones en la mitad inferior de cuerpo como en lá púrpura de Schönlein-Henoch -donde aparece una presión hidrostática elevada.

PUNTO DE VISTA DEL BIOMAGNETISMO MÉDICO

Las ciencias básicas como la virología o la microbiología, estudian en forma aislada las características morfológicas y las conductas de los microorganismos y de los órganos de forma aislada, como si no tuvieran una correlación biológica, social, inteligente y bioenergética como sucede en los organismos superiores. Este desconocimiento de interrelacion vitales es lo que hace ineficiente nuestro concepto nosológico de enfermedad, puesto que nos guiamos por los síntomas o los signos que no son más que manifestaciones tardías y distorsionadas de la actividad de los microorganismos patógenos.

Hemos de hacer una revisión mediante la teoría clásica del Par Biomagnético de todo el organismo, punto por punto sin dejar ninguno. Cuando aparecen trastornos causados por patógenos, especiales, carenciales, cromosómicos, reservorios, psicoemocionales hemos de impactarlos y preguntar bioenergéticamente si se corrige la disfuncion, la patogenia y la enfermedad. Si la respuesta es positiva, el organismo se regenerará y estamos en la obligación de comprobar que se están produciendo las correcciones con los estudios clásicos de analítica y pruebas de imagen.

El concepto de El Par Biomagnético, nos ubica en el lugar y en el momento en que se establece el micro organismo, independiente de sus manifestaciones clínicas y por eso aparte de ser más eficiente en el diagnóstico terapéutico, nos ha permitido entender la fisiopatología unicial de las enfermedades y, por supuesto, la simbiosis de los elementos vivos patógenos cuando se instalan y se interrelacionan dentro de los tejidos de los seres superiores que los soportan.

Los virus, como sabemos, requieren de células específicas para su génesis, transportación y reproducción vital, puesto que son fracciones de cadenas de ADN o ARN, respectivamente, pero estas cadenas de nucleótidos necesitan de una mucoproteína para que se vuelvan patógenos, que es conocida como cápside; y dichas cápsides son fabricadas por bacterias específicas para cada virus patógeno o metabólico, es decir, que existe una interrelación y hasta una dependencia bioenergética entre los virus y las bacterias, y por lo mismo una simbiosis vibracional y energética. Pero este tipo de relación o dependencia no se puede explicar desde el punto de vista anatómico o biológico, ya que se estudia generalmente a los micro organismos de forma aislada, como si su existencia fuese estríctamente independiente; sin embargo, en el caso de las patologías, simples o complejas, estas consideraciones energéticas me fueron dando la pauta para entenderlos en su fisiología inicial y me llevaron finalmente al entendimiento del cómo, del por qué y de dónde se generan los fenómenos tumorale, ya que su manifestación final de todos es conocida y abordada, tanto quirúrgicamente como con drogas o radiaciones y hasta procedimientos de orden psicológico, sofrológico o espiritual, asi pues, esta primera interrelación virus-bacteria, fue la primera consideración de orden vibracional y energético que entendí y consideré como principal generador y estabilizador del fenómeno tumoral y, por supuesto, de la simbiosis virus-bacteria.

Goiz Durán Isaac, Dr. 2008 3ª edición. El fenómeno tumoral. México. Universidad autónoma de Chapingo México

La terapia biomagnética existe, es una realidad, lo comprueban decenas de miles de pacientes que han sido atendidos y curados con su sistema novedoso. Lo único que falta es que éste sistema se difunda y que se acepte como una metodología curativa diferente –no necesariamente excluyente de la alopatía-, como una herramienta terapéutica del mañana, válida y valiosa en pro de la salud de los seres humanos

  • --> tromboastenia
  • --> Citas
  • --> Citas on line
  • El biomagnetismo médico se basa en el entendimiento de que una enfermedad puede alterar el pH de dos órganos o de dos regiones específicas del cuerpo simultánemente. No es una consulta médica alopática, y no se garantiza ni se asegura evolución alguna.